El nuevo propietario de Twitter, Elon Musk, declaró el mes pasado que las «impresiones de discursos de odio» habían disminuido drásticamente en la plataforma desde que asumió el cargo.

Era una afirmación notable, dado que Musk llevó adelante despidos masivos y ahuyentó a cientos de empleados, drenando a la empresa de los recursos que tanto necesita para hacer cumplir las políticas de moderación de contenido, que el multimillonario también criticó públicamente.

Este viernes, dos grupos de vigilancia publicaron una investigación que indica que la afirmación de Musk simplemente no se sostiene, ofreciendo una de las imágenes más claras hasta la fecha de la creciente ola de discursos de odio en la plataforma, reseñó CNN.

El Centro para Contrarrestar el Odio Digital y la Liga Antidifamación dijeron en informes que el volumen de discursos de odio en Twitter creció dramáticamente bajo la dirección de Musk.

Específicamente, el Centro para Contrarrestar el Odio Digital dijo que el uso diario de la llamada ‘palabra con n’ (en inglés hay una expresión ofensiva para las personas negras que comienza con ‘n’ y para referirse a ella se usa la expresión ‘n-word’ o ‘palabra con n’) bajo Musk es el triple del promedio de 2022 y el uso de insultos contra hombres homosexuales y personas trans aumentó un 58% y un 62%, respectivamente.

Por su parte, la Liga Antidifamación dijo en otro informe que sus datos muestran «tanto un aumento en el contenido antisemita en la plataforma como una disminución en la moderación de las publicaciones antisemitas».

Ambos grupos expresaron alarma por lo que están viendo ocurrir en Twitter, una de las plataformas de comunicación más influyentes del mundo.

La Liga Antidifamación describió el estado de cosas en deterioro como una «situación preocupante» que «probablemente empeorará, dados los recortes informados en el personal de moderación de contenido de Twitter».

Los informes llegan pocas horas después de que la cuenta de Twitter de Kanye West fuera suspendida luego de que publicara una imagen alterada de la Estrella de David con una esvástica adentro y apareciera en el show Infowars de Alex Jones, en el que elogió a Hitler.

Imrad Ahmed, director ejecutivo del Centro para Contrarrestar el Odio Digital, dijo que Musk había «enviado la batiseñal a todo tipo de racistas, misóginos y homófobos de que Twitter estaba abierto para los negocios, y han reaccionado en consecuencia».

«Un espacio seguro para el odio es un entorno hostil para la mayoría de la gente decente», agregó Ahmed, «en comparación, ¿quién querría sentarse en un café o pub donde los locos gritan improperios e intolerancia, y tienen el descaro de reclamar que se trata de un debate democráticamente esencial?»

Twitter no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios hecho este viernes por la mañana.

Musk dijo en repetidas ocasiones que quiere revertir muchas de las políticas de moderación de contenido que estaban vigentes, antes de asumir el control de la empresa y señaló que solo quiere que se prohíban las expresiones cuando inciten a la violencia o violen la ley.

El multimillonario ya revirtió reglas anteriores de desinformación del covid de Twitter y dijo que planea otorgar una «amnistía general» a las personas que anteriormente fueron expulsadas de la plataforma por violar las reglas de Twitter.

Deja un comentario