La psicóloga Rosalyn Figueroa @psiconcontigo7 nos trae esta guía de gran importancia que presentaremos en serie. La idea es darte las herramientas que te permitan identificar si tus hijos pueden estar siendo víctimas silenciosas del Bullying, o por si el contrario son quienes podrían estarlo aplicando. En ambas, el acompañamiento de los padres es fundamental para hacer frente a la situación y buscar una solución efectiva. Pero antes debe identificarlo a tiempo.

El Bullyng es una agresión consiente, voluntaria, directa que se le hace a otro, y se ven involucrados niños que no han desarrollado habilidades sociales y en algunos casos con características físicas que los hacen un blanco predilecto.

Figueroa, señala que el niño agredido no sabe colocar límites, carece de esa habilidad para reconocer un maltrato y para buscar ayuda oportuna, sino que se dejan caer en un túnel largo, doloroso y solitario donde el agresor siempre tiene el poder.

Por su parte, la especialista expresa que el maltratador es un niño, adolescente o adulto que carece de habilidades también, pero en este caso está la ausencia de empatía, que como sabemos en la facultad de colocarse en el lugar del otro.

“Él nunca se imagina cómo se debe estar sintiendo de mal esta persona por mis conductas y comentarios, sino que busca es siempre incrementar la dosis de maltrato, de burla y busca que otros se le unan en esta tarea”, refiere la psicóloga.

Ante esto, es importante que los adultos significativos (padres, madres, maestros y todo aquel responsable) conozcan que existen un conjuntos de señales conductuales que la podemos llamar alarmas, para saber quién puede estar siendo víctima del bullying. Todas estas señales se deben presentar con cierta frecuencia y en varios contextos.

  • Retraimiento es como si la víctima estuviese presente físicamente pero con la mente en otro lugar.
  • Llanto o resistencia a ir a un lugar específico, en este caso la escuela, institución deportiva, entre otros.
  • Conducta agresiva sin motivo aparente o que no se ajustan al contexto.
  • Falta de apetito.
  • Bajas calificaciones.
  • Insomnio.
  • Falta de interés por actividades que antes disfrutaba
  • Aislamiento social.
  • Suele ser una persona insegura y con poca autoestima
  • Pueden mostrar un grado elevado de ansiedad: se muestran preocupados, con momentos de angustia e intranquilidad.

“Adultos por favor se debe estar atento siempre, si tu hijo duerme bien, come bien, se le ve la mayor parte del tiempo feliz, que disfruta de actividades placenteras”, dijo Figueroa.

Además recomienda que se le debe ofrecer un ambiente cálido, libre de estrés, de presiones, principalmente un espacio donde se sienta respetado y aceptado.

“Buscar el acercamiento con nuestros hijos, hacerles saber que siempre estaremos para ellos y además enseñarlos a identificar un maltrato y los pasos a seguir si lo vive o está cerca de personas que lo viven”, subrayó.

Atentos a la segunda parte de esta serie de trabajos sobre el Bullying: ¿Qué hacer cuando mi hijo es el agresor?

Coordenadas: para contactos y consultas @psicocontigo7 / +58 412-0591556

T: Joselyn Figueroa

2 comentarios en «GUÍA RÁPIDA DE PSICOCONTIGO ¿Sabes cómo identificar si tu hijo es víctima o victimario del bullying?»
  1. […] Figueroa indicó que en ambos casos el acompañamiento de los padres es fundamental para hacer frente a la situación y buscar una solución efectiva. Pero antes debe identificarlo a tiempo, así que te invitamos a leer la primera entrega de este trabajo: GUÍA RÁPIDA DE PSICOCONTIGO ¿Sabes cómo identificar si tu hijo es víctima o victimario del bull… […]

Deja un comentario